Fotografía de coches

Si alguna vez has intentado fotografiar un coche, sabrás que no es tan fácil como parece. A pesar de que puede ser simple,  capturar imágenes claras y simples del vehículo, es mucho más difícil capturar el diseño, el detalle y la esencia del coche en una fotografía.  Aquí van unos sencillos pasos, que te pueden ayudar  a tomar unas buenas  fotos del coche.

Hay una amplia gama de elementos de la fotografía que intervienen en el coche.
Para comenzar, cualquier coche te vale realmente para aprender lo básico, pero tu trabajo se verá más emocionante si trabajas con interés en el tema. Si todo lo que tienes es el coche que conduces al trabajo, ese va a valer. Pero si tienes algún amigo que tiene un Porsche, es mejor invitarlo a una buena comida y pedirle amablemente que te lo preste para hacer una buena sesión de fotos.

Si ya tienes claro el coche, ahora lo que necesitas es una buena ubicación. No se ven muchos anuncios de coches en las que el coche no se sitúa dentro de una ubicación increíble y bañado con la luz del sol que brilla intensamente. Pero es de suponer se te dispara el presupuesto, por lo que será difícil de igualar la gran diversidad de emplazamientos que ves en las revistas. Aún así, hay un montón de opciones de ubicación para elegir.

Necesitas asegurarte de que el coche es el centro de atención, no puedes permitir que  su ubicación pueda quitar la atención del sujeto, solo la quieres para mejorar el atractivo del coche. Decide si quieres fotografiar el coche en un entorno natural, un lugar menos habitual o si prefieres ir a un sensacional estudio.

En un entorno natural, podría situarse el coche rodando en carretera o aparcado. Considera qué tipo de sensaciones te gustaría para tus tomas. Si quieres una sensación contundente y ruda, la mejor manera puede ser,  ir al nivel superior de un aparcamiento con vistas a la ciudad o a la parte industrial de la ciudad, entre los almacenes abandonados. Si quieres una imagen brillante limpia y con clase, considera dirigirte a la zona de negocios de la ciudad, entre el cristal reflectante de los edificios de oficinas y la arquitectura moderna.
Podrías ir hacia el lado clásico, en la cresta de una colina, con una extensión abierta con vistas a un paisaje, preferiblemente con la puesta de sol en el fondo. Encontrar una buena ubicación hará que su fotografía destaque y aumente sus oportunidades artísticas. Ten cuidado en encontrar un lugar que realmente mejore el ambiente de la toma y las características del coche.  

Si prefieres intentar un escenario natural para el coche, piensa cuidadosamente y ten cuidado de no ser demasiado ambicioso y llegar a tener una serie de fotos que se toman el coche demasiado lejos fuera de contexto.

La alternativa completa a tener el control total sobre la ubicación, es ir para una sesión de estudio. Un estudio lo suficientemente grande como para albergar a un coche es caro, así que si conoces a alguien con un amplio garaje que tiene paredes blancas puede ser la alternativa perfecta para el espacio de estudio principal. La gran ventaja de utilizar un estudio es la oportunidad para iluminar el coche de forma creativa, más fácilmente. Tener esas opciones te puede dar la oportunidad de obtener algunas buenas tomas interiores y detalle, pero los disparos de automóviles completos puede terminar pareciéndose bastante fría y sosa y sin ningún contexto.

Por último, al considerar su ubicación, pensar cuidadosamente acerca de cómo el entorno se relacionan con el color de tu coche y que los tonos se complementan entre sí.

El siguiente paso es la iluminación, el elemento esencial de cada sesión de fotos. Dependiendo de su ubicación y el momento, lo mejor es utilizar la luz natural si es posible.

Si tienes la opción de usar la iluminación artificial, puedes obtener los mejores resultados. Puedes configurar las luces o flashes, uno por uno, destacando aspectos o ángulos del vehículo como mejor te parezca. Luego, tomas una foto de prueba o dos, y te aseguras de que es justo lo que quieres. Tómate tu tiempo, la iluminación es una preferencia muy importante y puede definir el estilo personal y el estado de ánimo de la toma dependiendo del fotógrafo.

Así que después de haber establecido su coche en una gran ubicación y descubierto la iluminación. Ahora es el momento  para decidir desde qué ángulo nos conviene capturar el coche. Puedes empezar por disparos desde el nivel del ojo, para ver que disparos destacan, tendrás que explotar diferentes ángulos y puntos de vista en el rodaje. Uno de los favoritos es disparar  justo por encima del suelo. Esto le da al coche un aspecto amenazante y prepotente, pero tú debes experimentar y ver lo que te funciona para este coche en concreto.

Una vez que ha capturado los disparos, se puede empezar a pensar en todas los cambios de detalle exteriores que podrían funcionar bien para mejorar realmente la sesión. Después de haber trabajado con el coche, debes saber cuáles son las principales características de diseño. Dar una mirada alrededor, para tratar de explotar todos los detalles, tales como las formas de la carrocería y las líneas, como identifica el fabricante al coche, las llantas de las ruedas y parrillas. De nuevo, es importante tener en cuenta la iluminación y los ángulos.

También es importante recordar que hay muchos detalles interiores interesantes. El logotipo de los fabricantes aparecerá muchas veces dentro del interior del coche, y allí se espera que sea una serie de características de diseño que vale la pena considerar. Asegúrate de que hay suficiente luz disponible para la sesión, especialmente si has estado fotografiando en locaciones en la luz del atardecer. Es posible que quieras esperar hasta que puedas iluminar eficazmente el interior, ya que sería una lástima perder la oportunidad de los detalles especialmente si tiene la oportunidad de mejorarlos con luces de estudio.

Otra técnica que se utiliza en el mundo de los deportes de motor es la toma panorámica y que también ya ha sido explotada en el ámbito de la fotografía del coche promocional. La idea es capturar el coche en movimiento, ya que vuela a la velocidad,  ya sea alrededor de una pista de carreras, o por lo general en algún camino montañoso impresionante. Este efecto consiste en mantener el coche en el foco, mientras que desenfocar el fondo.
La técnica de la panorámica alternativa que se puede utilizar es disparar desde un coche a otro en movimiento. Si ambos se están moviendo a una velocidad similar, se conseguirá un efecto similar al de la panorámica estacionaria.

Espero que esto te ayude a empezar y  tomar algunas fotos impresionantes de tu coche. Como he mencionado antes, no esperes más. Hay tantos coches bonitos  tanto modernos como antiguos, esperando a ser capturados en lugares increíbles. Comienza y no esperes más.